Elimina toxinas y brilla

No puedo con mi alma. Me duele todo el cuerpo. Necesito un café en vena. ¿Has pronunciado estas frases al levantarte por la mañana?

Yo sí y durante demasiado tiempo pero eso ya se acabó. La clave para no sentirme así al comenzar el día me la mostró mi amiga Rebeca J. Cirujano, a través de un programa que ha aportado bienestar, energía y optimismo.


Este post es muy atípico en mi blog, lo sé, pero quería compartir contigo esta experiencia por si puede servirte también a ti.

Necesitaba un empujón para salir del letargo de un invierno frío y largo (siempre se me hace largo) y empezar esta primavera con ganas, con ilusión y sintiéndome mejor, así que me puse en sus manos.

Rebeca es una persona de esas especiales, por lo que transmite, por su modo de hablarte, por su forma de compartir sus infinitas vivencias y porque se ha nutrido durante mucho tiempo de muy distintas fuentes y posee conocimientos de disciplinas que siempre me han atraído.

Quiso ayudarme y me propuso un plan. Cuando me dijo "vamos a empezar por una limpieza de hígado" me sonó raro pero me dejé llevar. Un hígado más límpio funciona mejor, procesa mejor. Me pareció una buena idea.

Durante tres semanas adaptó mi alimentación para centrarla en eliminar toxinas y depurar mi organismo. Te puedes imaginar. Debía beber mucha agua, tomar infusiones, hacer algo de ejercicio y consumir muchas frutas y verduras.


Como te digo, me dejé guiar por ella y viví una serie de cambios que me sorprendieron muchísimo. Sabía que la alimentación es básica para mejorar la salud y el bienestar pero nunca había experimentado hasta qué punto podía ser cierto.

En plan duraba 3 semanas. Te cuento los cambios que sentí.

Primera semana
  • Entre los días 3 y 4 me dolía la cabeza. Rebeca me explicó que mi hígado estaba liberando toxinas y que era una buena señal.
  • Al 5 día ya podría vivir sin café, nunca lo hubiese imaginado.
  • Al final de la primera semana había incorporado el ejercicio diario a mi rutina
  • Me veía menos hinchada y me sentía más ligera.
Segunda semana
  • Mi tránsito intestinal era de lo más regular.
  • Empecé a dormir mejor y a levantarme más fresca.
  • No sentía ansiedad ni echaba de menos alimentos que solía tomar.
  • Tenía más energía por las tardes, antes siempre que quedaba dormida después de comer.
  • Comía de un modo más consciente, disfrutando de la comida.
Tercera semana
  • Dejé de usar desodorante, ¡¡¡como lo oyes!!!!! Mi organismo estaba más limpio, mi sudor no olía mal.
  • Notaba la piel más hidratada.
  • Ya no me costaba salir a caminar cada día, al contrario, me lo pedía el cuerpo.
  • La pérdida de volumen se hizo evidente.
  • Mis articulaciones ya no se quejaban.

Rebeca me acompañó y me apoyó durante todo el proceso lo que hizo más fácil el seguir adelante. Contestó dudas, sugirió formas de cocinar alimentos y estuvo atenta a los cambios que experimentaba para variar en un sentido o en otro el programa según me fuese adaptando a él.


El caso es que pasadas estas tres semanas y sin proponérmelo había hecho una serie de cambios que hace unos días me hubiesen parecido impensables. Había eliminado de mi vida una serie de tóxicos y ahora:

  • No bebía café
  • No tomaba azúcar ni edulcorantes artificiales
  • Había dejado la Coca-cola
  • Había descubierto nuevos alimentos que me encantan
  • No bebía leche de vaca

Jamás hubiese apostado por una dieta sin café, para mí era esencial pero me he dado cuenta de que se puede vivir sin él, el resto de los alimentos me aporta la vitalidad que necesito cada mañana.

Al margen de consideraciones nutricionales en las que no voy a entrar, este programa me ha hecho sentir mucho mejor. En casa también lo notan y me dicen que estoy más alegre y que se me ve menos cansada.

Como puedes imaginar, aunque no es su finalidad, este plan también me ha hecho perder bastante peso con lo cual el beneficio es doble. Me siento mejor y me veo mejor.

Si estás en plena y abominable "operación bikini" como cada año o si te has apuntado a dietas proteicas como hice yo también un tiempo y has olvidado lo saludables que son frutas y verduras prueba este programa.

Puedes encontrar a Rebeca en su página WEB  o en Facebook .

¿Alguna vez has seguido dietas para depurar tu organismo? Cuéntame tu experiencia en comentarios.




Diseñado por El Perro de Papel